Compartir

La señora y el "tuiter"

MIGUEL E. WEIL DI MIELE |  EL UNIVERSAL
miércoles 9 de enero de 2013  12:00 AM
Pueden ir en paz. En nombre del padre, del hijo y del espíritu santo; amén. La señora María Teresa sale de la Iglesia. El mendigo habitual extiende la mano, por caridad cristiana, y ella le entrega el papel con Guaicaipuro, como hace siempre. Ahora a casa de los nietos, a ver si a Rodrigo Alejandro se le quitó la gripe fija de enero. En frente de aquella iglesia de El Cafetal, la pancarta "corazón de mi patria" sigue allí. La ve, y piensa, saliendo de la misa de la Epifanía, en todo lo que ha pasado los últimos días; los últimos años.

Piensa en cómo el 17 de diciembre, la apatía había acampado en su mente. Total, ya qué más se le iba a hacer. Pasó las navidades tranquila, sin darle mucha vuelta a las noticias, ni a Globovisión, ni a nada. Sin preguntarle al papá de Rodrigo Alejandro, Manuel Alfredo, que decían los tuiters. Ponche Crema a palanganas, y ya está. Ay los benditos tuiters. "Es Tuíter mamá" –"Bueno, ¿Y yo que dije?". Nada, hallaca y turrón. Que ya estaba harta, o sea, hasta los tequequetes. Pero llegó el día de los inocentes y Manuel Alfredo le dijo que el tuiter decía que el doctor Marquina y Nelson Bocaranda, que el enfermo está enfermísimo. ¡Ay los tuiters!

Recuerda todo, las marchas de abril del 2002; cuando botaron a ese gentío de Pdvsa y el paro; la Coordinadora Democrática y Pompeyo Márquez; los muchachitos estudiantes con el cierre de RCTV y con la reforma constitucional (esa que se evitó para que igual hicieran lo que les dio la gana); del Revocatorio y de todo lo que ha pasado en 14 años. Vuelve a ver al hombre en la pancarta y otra vez aparece el recuerdo de Manuel Alfredo, que en el tuiter ya salieron otra vez los radicales a criticar a Ramón Guillermo y Capriles. Piensa en Rómulo Betancourt cuando tomó posesión. Se enteró luego que Rómulo lloró, como había llorado ella también, porque ahora sí que no había dictadura ni Pérez Jiménez. Y en sus amigas de la iglesia de El Cafetal, que todavía hablan maravillas de aquel monstruo; de salir de estos comunistas, de ir a paro, de salir a la calle y esas cosas. Mira tú, más de la mitad de ellas votaron por Chávez la primera vez, porque sería un militar como Pérez Jiménez que venía a poner orden.

Camino a casa del nieto, se para a comprar chucherías en un kiosco. Y los ve en la primera página del periódico abrazados, al alto bigotón y al teniente picapasitos. Que Nelson dice que no se quieren, pero allí están amapuchados. Y no sabe qué creer. Las perezjimenistas exchavistas dicen que se odian también, que ellas lo saben porque un amigo del sobrino que conoce a Diosdado se los dijo, que seguro que así es. Esas, las mismas que decían el 6 de octubre que era todo mentira, que nunca estuvo enfermo, que era un montaje cubano y ahora dicen que está pa' llá. Y la doña, aunque cada vez entiende menos se percata que toda esa rabieta que le tenían al enfermo se la están ganando los amapuchados; que no solo le sucedieron en poderes, sino que parecieran estar logrando ser los sucesores de los sentimientos, los buenos y los malos. Y suspira.
Abre la puerta su hijo, y le empieza a contar lo que dice el tuiter. ¡Ay el tuiters! "Mira Rodriguito, lo que te dejaron los Reyes Magos en mi casa". "Gracias abu". "Dios me lo bendiga, mi amor". Muak, muak. Mientras, el hijo se queja de la MUD, y le lee lo que va a escribir en el tuiter. Piensa que es su hijo, pero que a veces es un necio. Que mejor ser prudente, y no criticar tanto. Que ya no sabe qué pensar ni qué creer, y que hoy, domingo de Reyes, solo sabe que ni Rómulo ni el tuiter, han cambiado nada. Y vuelve a suspirar.

miguelwd@yahoo.com

@weilmiguel


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Andrés Cardinale
09.01.2013
12:34 AM
Lo felicito por el texto, señor Miguel Weil. Sutilmente, refleja la confusión de todos los venezolanos que tratamos de comprender lo incomprensible... y andarnos con pies de plomo.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar