Compartir

Murray alimenta ilusiones

Jugará la final frente a Djokovic, tras emplearse a fondo ante Federer

imageRotate
El británico ha ganado solidez en su juego y reconoce que está listo para luchar por el título WILLIAM WEST/AFP
Contenido relacionado
EL UNIVERSAL
sábado 26 de enero de 2013  12:00 AM
Melbourne.- El Abierto de Australia se definirá entre los dos más jóvenes del cuarteto dominante tras eliminar el británico Andy Murray al veterano suizo Roger Federer en un partido pleno de gran tenis y con momentos de inusual tensión

Murray avanzó a su tercera final consecutiva de Grand Slam al derrotar a Federer por 6-4, 6-7 (5-7), 6-3, 6-7 (2-7) y 6-2 en un choque de cuatro horas de duración, reseñó DPA.

Finalista en Wimbledon y campeón del US Open, Murray se enfrentará al serbio Novak Djokovic, que buscará su tercer título consecutivo en Melbourne, algo que ningún jugador logró en la era profesional.

"Siempre es duro Roger, sea en el torneo que sea. Cuando sacaba 6-5 en el cuarto reaccionó con tiros increíbles", dijo el escocés, que logró su primera victoria sobre Federer en un torneo de Grand Slam. .

"No vi mucho de la semifinal, pero escuché que jugó extremadamente bien. Voy a tener que jugar muy bien para ganarle", analizó Murray de cara a la final con Djokovic, que arrasó al español David Ferrer.

"Cada vez que nos enfrentamos es un partido muy físico, se mueve de forma increíble. Estoy listo", añadió Murray, que hizo sentir los seis años de diferencia que lo separan de un Federer sin gasolina en el tramo final del encuentro tras haber batallado cinco sets dos días antes para derrotar al francés Jo-Wilfried Tsonga.

El partido se jugó a un altísimo ritmo desde el principio. No hubo tanteos ni aproximaciones, en su vigésimo partido los dos ya se conocían demasiado. Así, en los primeros compases se vio un punto en el que le pelota pasó 29 veces por encima de la red.

Murray, número tres del mundo, era el muro habitual. El obligado a arriesgar era Federer, y el ex número uno no se escondió: intentó mandar con la derecha y jugarle todo el tiempo un tiro diferente al británico para que éste debiera pensar todo el tiempo en qué podía venirle del otro lado. La idea era que el escocés nunca se sintiera seguro, potenciar la ansiedad propia de una semifinal de Grand Slam.

Pero Federer cedió el servicio ya en el tercer juego, y Murray nunca le permitió recuperar la desventaja. El suizo intentaba todo, pero el británico, más en forma que nunca y con un tenis ya en el punto de madurez, casi siempre devolvía una pelota más. Así la suerte estaba echada. El partido se selló en exactamente 240 minutos. La final será de los más jóvenes.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar