Compartir
TENIS |

Djokovic en épica gesta

El serbio derrotó en partido de cinco horas al suizo Stanislas Wawrinka

imageRotate
El campeón del Abierto de Australia dejó en claro que tiene todas las intenciones de reeditar su título en el Melbourne. Wawrinka fue un durísimo rival que le exigió en todos los sectores de la cancha DITA ALANGKARA/AP
Contenido relacionado
EL UNIVERSAL
lunes 21 de enero de 2013  12:00 AM
Melbourne.- El serbio Novak Djokovic se confirmó como el hombre de los partidos imposibles al derrotar en una épica noche de tenis al suizo Stanislas Wawrinka por 1-6, 7-5, 6-4, 6-7 (5-7) y 12-10 y avanzar a los cuartos de final del Abierto de Australia, reseñó DPA.

"Es muy difícil encontrar las palabras para describir las sensaciones en ese quinto set. Él mereció ser el ganador de este partido", dijo Djokovic tras las cinco horas y dos minutos de juego de un encuentro que se extendió hasta la 1:45 de la madrugada de este lunes.

Ahora deberá verse las caras -por el pase a semifinales- con el checo Tomas Berdych, vencedor del sudafricano Kevin Anderson por 6-3, 6-2 y 7-6 (15-13).

La victoria de Djokovic recordó a la de un año atrás en la final del torneo ante el español Rafael Nadal, una batalla de cinco horas y 53 minutos.

"Es uno de los partidos más interesantes y excitantes que haya jugado en mi carrera", aseguró Djokovic. "Lamento que uno de los dos debiera perder. Le doy mucho crédito a Stan, mucho respeto, especialmente esta noche mostró sus cualidades. Él fue el jugador agresivo, yo sólo traté de mantenerme en juego", dijo.

Fue así, el serbio bien podría haber perdido. En el inicio del encuentro y durante algo más de una hora, Wawrinka corporizó el tenis más sublime visto en mucho tiempo: su revés a una mano era una contundente delicia, la derecha le funcionaba con seca eficacia y el servicio era implacable. Era muchísimo más que el 17 del ranking mundial. Era un número uno que originaba rugidos de admiración en la grada.

Fueron 25 minutos para el recuerdo, un set que Wawrinka debería descargarse en su "smartphone" para verlo de vez Pero las cosas no terminaron así. El tenis no es fútbol, no hay empates. Alguien debía ganar y, como tantas otras veces en los partidos "eternos", fue Djokovic. Lo hizo en un punto descomunal en el que Wawrinka pegó tiros de todas las formas, hasta que un passing shot de revés cruzado de su rival lo encontró a contrapie en la red.

Vencido, Wawrinka se abrazó a Djokovic, que enseguida, lanzó un grito gutural, infló el pecho y rasgó su camiseta para demostrar que él siempre grita más fuerte. Y último.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Hector Garcia
21.01.2013
9:11 AM
El tenis, despues del baseball, es lo maximo!
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar